¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 56 el Mar Dic 27, 2011 2:19 pm.
Últimos temas
» Alfabeto hablado VIII by choco
Dom Abr 23, 2017 3:35 pm por Vendanval

» Decilo con un emoticon.
Miér Mar 02, 2016 3:33 pm por Daniela

» RECETAS SOLO CON POLLO
Sáb Feb 06, 2016 8:35 pm por Piolina

» RECETAS DE PAVO...Preparándonos para la Navidad!!!!
Miér Dic 23, 2015 11:16 pm por Piolina

» Armando Palabras
Dom Ago 16, 2015 1:35 am por Vendanval

» RECETA DE ARROCES
Lun Jul 27, 2015 1:34 am por Piolina

» RECETAS VEGETARIANAS
Lun Jul 27, 2015 1:22 am por Piolina

» RECETAS SÓLO CON CERDO
Dom Jul 26, 2015 11:25 pm por Piolina

» Guarniciones
Dom Jul 26, 2015 11:02 pm por Piolina

Estadísticas
Tenemos 50 miembros registrados.
El último usuario registrado es CUERVITO.

Nuestros miembros han publicado un total de 36027 mensajes en 1567 argumentos.

GASTRONOMÍA PERUANA DE DUELO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

GASTRONOMÍA PERUANA DE DUELO

Mensaje por Piolina el Lun Dic 03, 2012 2:12 pm

Iván Kisic, embajador de la Marca Perú, fallece en accidente en Ayacucho

Viernes, 30 de Noviembre 2012 | 11:59 pm


Cocina peruana de luto tras pérdida de Iván Kisic| RPP


Iván Kisic, una gran pérdida para la cocina novoandina| RPP


Iván Kisic, embajador de la Marca Perú, perdió la vida, a los 35 años, en
un accidente automovilístico en Ayacucho, tras un triple choque que
dejó a otras tres personas muertas, Lorena Valdivia, Jason Nanka y María
Huamán Flores.

Apenas se supo de la lamentable noticia,
sus colegas y admiradores recordaron a quien fuera una de las promesas
de nuestra cocina y un incansable trabajador detrás de la gastronomía
peruana.
Del mismo modo, se lamentó la muerte de Valdivia y
Nanka, una pareja de esposos que hace poco abrieron un restaurante en La
Molina, y de Huamán Flores, cocinera ayacuchana.
Según se informó, el
accidente se produjo la carretera que une las provincias ayacuchanas de
Huanta y Huamantanga, en la localidad de Piquimachay, distrito de
Huamanguilla.

Los heridos fueron identificados como
Hedilberto Aronéz Gutiérrez, Walter Quispe Inga, Néstor Heredia Palomino
y Percy Álvaro Meléndez, quienes se encuentran en el Hospital Regional
de Ayacucho.
Carrera destacada
Kisic se
graduó en la escuela Le Cordon Blue de Canadá y recorrió todos los
continentes en busca de esa experiencia gastronómica que habría de
plasmar de regreso a su país. En su trajinar se convirtió en embajador de la Marca Perú.
Desde
muy joven mostró su interés por explorar la alta cocina, sin imaginar
que llegaría a convertirse en uno de sus pilares. Casado con la
productora Carla Crovetti, quien fuese responsable de los programas “Qué
vivan las mujeres” y “Creciendo con tu bebé”.
Debido a su filosofía de respeto al producto, fue elegido en 2005 y nominado en 2007 a Chef Revelación por el diario El Comercio.
Estuvo
encargado de engreír los paladares de los exigentes clientes del
restaurante Café del Mar y La 73 en Lima. Fue el chef ejecutivo del
prestigioso restaurante Cala.
Lamentan su partida
El presidente de la Sociedad Peruana de Gastronomía (Apega), Bernardo Roca Rey, lamentó la muerte de cuatro chefs entre ellos Iván Kisic, embajador de la Marca Perú, en un triple choque en la carretera que une las provincias ayacuchanas de Huanta y Huamantanga.
“Lamento
esta noticia. Solo me queda darle un reconocimiento a estos soldados
que ofrecieron su vida en aras de una mejor nutrición y sacar adelante a
los pequeños campesinos del Perú profundo”, dijo.
Mencionó que Iván Kisic era un cocinero comprometido con el tema novoandino.
“Él no esperaba en el mercado que le llevaran las cosas sino que iba a
buscarlo al lugar de origen para ver sus costumbres y saber más. Ellos
son mártires de la gastronomía peruana”.
Asimismo, destacó que en
la última exposición de Mistura, este chef fue recordado como un
cocinero comprometido con el tema novoandino.




Lorena Valdivia y Jason Nanka, los chefs enamorados de la gastronomía y el Perú




Jóvenes fallecieron el viernes en Ayacucho junto a otros dos cocineros. A su corta edad, eran dueños de un restaurante con proyección


Gastón Acurio los definió
como “héroes”, y no se equivocó. Lo eran para sus familiares orgullosos
de verlos crecer tan rápido profesionalmente. Y lo eran también para
sus amigos cercanos que los admiraban por su determinación y
apasionamiento por lo que hacían.


Lorena Valdivia y Jason Nanka perdieron la vida ayer en un accidente de carretera en Ayacucho. Estaban acompañados por el embajador de la Marca Perú Iván Kisic
y la cocinera local María Huamán. Pero la historia de los dos primeros
estaba marcada más allá de la gastronomía, aunque esta haya sido la
llave de su unión y el camino que guiaba sus vidas.


Australia, 2006. “Lorena era una excelente estudiante, muy
centrada”, recuerda Diego Montoya, amigo de la joven chef desde su
quinceañero, luego en la Universidad de Lima, donde ella estudió
Comunicaciones, y sobre todo después de la época universitaria. Mientras
todos pensaban en el próximo tono, ella, de apenas 18 años, repetía el
camino que iba a seguir su vida profesional: terminar la carrera, viajar
a Australia, volver al Perú, seguir una maestría en Europa…


Fue allá, en la playa australiana Surfer Paradise, donde conoció a
Jason. Había conseguido una beca para estudiar administración de
restaurantes y hoteles y empezó a trabajar en el Gold Coast. Nanka
laboraba allí como sub chef. Se enamoraron y, en menos de un año, ya
convivían. El chico “sano, (que) no tomaba mucho, buen amigo y servicial
hasta más no poder” decidió entonces visitar Lima, la tierra de su
amada.


Perú, 2007. Aún no tenían planes a futuro decididos, venían
para que él conozca a la familia. Pero algo pasó. Nuestra gente,
nuestra comida… algo hizo que él considerara establecerse en la capital
más adelante.


Pero el joven enamoradizo de 22 años en ese entonces primero tuvo
que sortear algunos inconvenientes. La idea de vivir lejos, desconocer
el idioma, estar separado de su familia, acomodarse en un hotel, solo,
porque el padre de Lorena no lo dejaba convivir aquí con ella. Nada que
no se pudiese superar. “A él le había encantado el Perú, quería visitar
otros lugares”, rememora Montoya. Pero era más que eso.


EL SUEÑO DEL RESTAURANTE PROPIO
Perú, 2009.
La segunda visita de Lorena y Jason a nuestro país venía con un
compromiso personal de por medio y un plan profesional bajo el brazo: él
le pidió la mano, ella aceptó, y su primer ‘hijo’ tenía un lugar
definido: La Molina. Así nació el restaurante Nanka, aunque nuevamente
debieron esperar. Los alrededores del C.C. Molina Plaza ya se
consolidaban como una zona comercial y próspera. Allí debían estar. Y
para ello esperaron casi un año a que los 8 hermanos dueños del terreno
aceptaran su propuesta de alquiler. La inversión parecía ser otro
obstáculo, pero lograron el financiamiento con un convincente plan de
negocios para devolver el dinero y empezar a tener ingresos. Él, en un
increíble esfuerzo, pasó de no hablar nada de español a conversar sin
mayores problemas en solo un año.


A fines de 2011 abrieron el restaurante. No era cualquier
local. ¿Cuántas veces uno es saludado por los dueños, por el chef, y
puede conversar, debatir, reírse con ellos? Así era Lorena. La única vez
que estuve en su restaurante ella contaba con entusiasmo que no tenía
meseros, sino chefs. Le costó convencer a estudiantes de institutos
gastronómicos que no solo se trataba de servir platos, sino de que los
clientes tengan una experiencia distinta con personas que sabían a fondo
sobre la comida que allí se preparaba.


“*Experiencia*”. Palabra clave que sumaba a la “cocina joven y desenfadada que promueve sostenibilidad”, como describía en la página web del restaurante.
Una carta francamente exquisita y “variada que cambia con la temporada y
resalta insumos peruanos de productores ecológicos”. De allí que
viajara constantemente por distintas zonas del país para apoyar y
promover insumos nacionales.


Así era la vida de estos dos jóvenes chefs que, a su corta edad,
perseguían y alcanzaban sueños con una determinación ejemplar. La
familia de Nanka ya había llegado al Perú y no podía estar más orgullosa
de ver a su hijo triunfar en un país lejano.


Nuevamente Gastón tenía razón:
hoy se fueron “nuestra joven futura lideresa y el que vino a amar al (y
él) Perú”. Una unión que deja huella en la gastronomía peruana.


El Comercio

_________________
avatar
Piolina
Moderadora

Femenino Mensajes : 7204
Fecha de inscripción : 22/07/2010
Localización : En las costas del Pacífico con un Pisco Sour en la mano

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.